TRATAMIENTO DE ANSIEDAD EN UN ADOLESCENTE

Depresion-adolescente

 

Juan  tiene 15 años  ha sido para el una tortura asistir a su escuela debido a las fricciones con sus compañeros. Ha sido acosado en las redes sociales , aunque ahora  ya no se encuentra en la misma Institución, el sigue sintiendo la misma presión que hace algunos años. Ha tenido ataques  de pánico donde ha llegado  a tener tanto miedo que ha pasado horas  encerrado en el baño. Su madre  ha buscado intervención, sin embargo  nada ha funcionado.

 

 

 

  • Qué necesita Juan?
  • Qué método terapéutico utilizarías y por qué?
  • Describe el procedimiento de  adaptación  curricular necesaria para Juan en la Institución educativa
  • Cúales serán los resultados esperados para este caso

niño 1

¿QUÉ NECESITA?

JUAN necesita una intervención inmediata para que su problema no siga afectando drásticamente su vida  y su desarrollo. Todo adolescente a esa edad atraviesa por cambios importantes en su vida que le crean tensiones, en este caso JUAN ha tenido una experiencia frustrante en su anterior escuela, el acoso (bulling) provocado por sus compañeros  ha provocado que el  cree miedos que asocia a su nuevo entorno.

La ansiedad actúa como un timbre de alarma para el cerebro. Cuando nos enfrentamos a un peligro, la alarma se activa para pedirle al cuerpo que nos proteja. Juan utiliza el encierro y la evitación como un forma de defensa.

Experimenta ataques de pánico.- Los ataques de pánico son  episodios repentinos y repetidos de miedo intenso junto con síntomas físicos como dolor de pecho, palpitaciones, mareos y dificultades para respirar, el adolescente puede sentir como si se estuviera ahogando, con una sensación de irrealidad o de catástrofe inminente. Y a menudo se siente como si estuviera a punto de perder el control. El adolescente suele evitar cualquier lugar en que ha tenido un ataque por miedo a que le dé otro, desarrollan un miedo tal de tener otro ataque que dejan de salir de sus casas; esta afección se denomina agorafobia.

para ello se debe:

  • Hacer una evaluación de la problemática: familia, niño, docente de la institución educativa donde asiste a clases. (entrevista)
  • Atender sus emociones y escuchar sus quejas, hablar sobre sus preocupaciones y temores.
  • La formulación de un esquema explicativo que identifique las variables más relevantes del caso, las relaciones críticas entre ellas, y el proceso que han ido siguiendo a lo largo del tiempo.hacerle saber de su situación y hacer  comentarios que lo tranquilicen y  puedan ayudarle a aprender a manejar la situación.
  • El establecimiento de una relación adecuada entre el paciente y el especialista que les permita trabajar juntos de manera eficiente: reconocimiento mutuo, comunicación eficaz, confidencialidad, seguimiento de prescripciones etc.
  • finalmente en función de lo anterior establecer e implementar terapias cognitivo conductuales, de relajación, y de aceptación.

 

MÉTODO A UTILIZAR

– Entrenamiento en relajación: respiración diafragmática lenta y relajación muscular progresiva.

Estos ejercicios ayudaran al adolescente a calmarse y encontrar un espacio de ralajación y distracción permitiendole encontrar armonía.

Es importante aprender a reducir la ansiedad. Los ejercicios de relajación nos ayudan a liberar cuerpo y mente y a disfrutar, en general, más de nuestro día a día.

_ Terapia cognitivo conductual:  se pretende mostrar al paciente a reaccionar de forma diferente en las situaciones y en frente de las sensaciones corporales que muestran los ataques de pánico y otros síntomas de los trastornos de ansiedad.

PROCEDIMIENTO DE ADAPTACIÓN CURRICULAR

En la adaptación curricular se debe trabajar con los padres de familia,  con los docentes y con sus compañeros del aula.

Los padres de familia son los principales orientadores en el hogar y son ellos los que deberán crear un espacio de confianza, comprensión  y atención con las preocupaciones de su hijo, espacios que le tranquilice, conforte y le den la ayuda práctica para manejar la situación y  en conjunto con el especialista tratante deben desarrollar pautas para que Juan vuelva a confiar en si mismo y que sus miedos se conviertan en potencialidades para abandonar el aislamiento y la desconfianza (encierro) .

Los docentes deben hacer una adaptación escolar que le permita a Juan participar e integrarse progresivamente, sin establecer presión sino conseguir que se desarrolle en el una especie de confianza y afianzamiento en las interacciones con sus compañeros. Los contenidos programáticos deben incluir diferentes temas ( modales, valores inherentes a la igualdad de trato y no discriminación) que no solo creen conocimientos sino que en los niños se logre conseguir una conciencia de respeto y  convivencia armónica entre compañeros

QUE SE QUIERE LOGRAR

Permitir que Juan entienda de su problemática.

lograr que abandone su desconfianza y miedo.

Implementar una mejor relación entre padres e hijo.

Que Juan abandone el pensamiento de asociación del evento a sus realidad actual.

Que el adolescente se integre en la convivencia con sus semejantes.

Desarrolle la capacidad de enfrentarse a la vida sin temores.

*********************************************************************************************************************************************************************************************************************

TERAPIA DE RELAJACIÓN

Control de la respiración

Al empezar, practica cuando estés más tranquilo. Te resultará más fácil si estás acostado (o recostado) en un lugar cómodo, silencioso y con temperatura agradable.

No tomes mucho aire. Recuerda que se trata de tomar poco y lentamente, para  contrarrestar los efectos de la HV.

Es mejor respirar por la nariz, pero si tienes algún problema que te lo impida, respira por la boca sin abrirla demasiado.

Practica varias veces al día (al menos 2 sesiones, de 10 minutos cada una).

  1. Inspira por la nariz en lugar de por la boca.
  2. Respira suave y profundamente varias veces. Nota como se ensancha el abdomen en la inspiración y cómo se estrecha en la exhalación.
  3. Haz un par de inspiraciones profundas por la nariz seguidas de exhalaciones lentas y suaves por la boca.

Respiración diafragmática

Esta técnica necesita de un poco más de entrenamiento y de un lugar tranquilo donde puedas concentrarte para llevarla a cabo.

  1. Colócate en una posición cómoda e intenta relajar los músculos.
  2. Sitúa una mano en el pecho y otra sobre el estómago.
  3. Toma aire lentamente por la nariz llevando el aire hasta la mano que tienes en el estómago. La mano del pecho debe quedar inmóvil.
  4. Cuando consigas llevar el aire hasta allí, retenlo durante un par de segundos.
  5. Suelta el aire poco a poco por la boca, de manera que sientas como se va hundiendo el estómago y la mano del pecho sigue inmóvil.
  6. Repite varias veces este ejercicio.

Dejar la mente en blanco

Esto que parece imposible es un poco más fácil de conseguir si lo intentamos mientras estemos haciendo los ejercicios de respiración. Los pensamientos surgen sin darnos cuenta muy a menudo. Con esta técnica no vamos a eliminarlos, pero sí que puede ayudar a que mantengamos una cierta distancia con ellos.

  1. Escoge uno de los ejercicios de respiración propuestos.
  2. Mientras lo estás realizando, concéntrate sólo en tu respiración.
  3. Cuenta las exalaciones lentamente, al ritmo que se producen. Es decir, inunda tu cerebro con el número “uuuuuuuuno” en la primera, y así sucesivamente.
  4. Intenta llegar hasta el número cinco.
  5. Si algún pensamiento cruza por tu mente, pon el contador a cero.
  6. A medida que vayas dominándolo, ves aumentando el número de respiraciones con la mente en blanco.

Entrenamiento autógeno de Schultz

Psicólogos onlineEste entrenamiento en relajación es uno de los más usados en terapia psicológica y, a su vez, uno de los más amplios. Aquí vas a encontrar una versión reducida del entrenamiento, apta para llevarla a cabo en un tiempo más o menos corto.

  1. Escoge un lugar cómodo y tranquilo donde no te distraiga nada.
  2. Cierra los ojos y respira profundamente.
  3. Con cada exhalación repite mentalmente “estoy relajado, cada vez más tranquilo”.
  4. Fija tu mente en tu pierna derecha y concéntrate en su calor. Ves relajándola lentamente a medida que te repites “mi pierna derecha está relajada, cada vez más”.
  5. Cuando esa extremidad esté relajada, pasa a la pierna izquierda y repite el ejercicio. Continua después con el abdomen, los brazos y el cuello.
  6. Cuando tu cuello esté relajado pasa a la cabeza. Concéntrate en ella y repite “mi cabeza está despejada”. En este momento todo tu cuerpo debería estar sumido en un estado de relajación.
  7. Respira hondo antes de abrir los ojos. Retén esa sensación de relajación y, antes de levantarte, estira los músculos y activa tus sentidos.

Relajación Muscular Progresiva de Jacobson

En un artículo anterior ya hablamos de cómo esta técnica es útil en los procesos terapéuticos, vamos a ver ahora cómo aplicarla directamente para reducir la ansiedad.

Este ejercicio requiere de una dedicación de tiempo algo mayor que los anteriores, así que hazlo sólo cuando tengas una media hora para dedicarle. Intenta hacerlo cada día, notarás los resultados.

niño4

  1. Estírate en un lugar cómodo y relajado. Intenta que no haya interrupciones o molestias.
  2. Concéntrate en la respiración. Inspira profundamente y exala lentamente hasta que te sientas algo más relajado.
  3. Concéntrate en tu pie derecho. Visualízalo en tu mente y ténsalo. Aprieta los dedos y provoca una gran tensión en tu pie derecho.
  4. Cuenta hasta 5 y relaja los músculos del pie.
  5. Concéntrate en la sensación de relajación del pie.
  6. Haz lo mismo con tu pie izquierdo. Cuando lo hayas hecho continua con tus piernas, tus rodillas, las caderas, el abdomen, los brazos, las manos, los hombros, el cuello y la cabeza.
  7. Cuando llegues a la cabeza atiende especialmente a la relajación de las mandíbulas, el cuero cabelludo, las sientes y la frente, puesto que son zonas que suelen acumular mucha tensión.

Visualización

Este ejercicio combina las técnicas de relajación con las de meditación.

  1. Busca un lugar cómodo y donde no te puedan interrumpir.
  2. Apaga la luz e ilumina el espacio con una luz suave y agradable para ti.
  3. Pon música relajante a un volumen bajo, suficiente para que puedas escucharlo.
  4. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Siente como el aire entra por tu nariz y sale por tu boca.
  5. Piensa en un cielo azul. Siente la energía que te da el sol, focaliza tu atención en el sentimiento que te provocan los días así.
  6. Disfruta de la visión del cielo durante un rato.
  7. Añade a tu visión el mar. Escucha el sonido de las olas.
  8. Inunda tu cerebro con esa visión y concéntrate en los sentimientos que te provoca.
  9. Cada vez estarás más relajado. Cuando lo consigas, visualízate a tí mismo, en ese mismo paisaje, tumbado en la hierba o sobre la arena de la playa. Sin nadie a tu alrededor.
  10. Disfruta de la sensación de relajación y paz que te inunda durante unos minutos.
  11. Visualízate a ti mismo levantándote en el paisaje y empieza a estirar los músculos del cuerpo. Poco a poco y sin abrir los ojos.
  12. A medida que vayas estirando ves tomando conciencia de nuevo de la música que te envuelve y, cuando estés preparado, abre los ojos de nuevo.

 

Terapia cognitivo-conductualniño2

La terapia cognitiva se centra principalmente en los pensamientos y emociones que llevan a ciertos comportamientos, mientras que ofertas de terapia conductual con el cambio y la eliminación de esos comportamientos no deseados. Sin embargo, algunos terapeutas practican un tipo de psicoterapia que se centra en los pensamientos y comportamientos. Este tipo de tratamiento se llama terapia cognitivo-conductual.

La terapia cognitivo-conductual (CBT, por sus siglas en inglés) ayuda a mejorar el estado de ánimo, la ansiedad y el comportamiento del niño mediante el examen de los patrones confusos o distorsionados de pensar. Terapeutas CBT enseñan a los niños que los pensamientos causan sentimientos y estados de ánimo que pueden influir el comportamiento. Durante CBT, el niño aprende a identificar patrones de pensamientos dañosos. Luego, el terapeuta ayuda al niño a reemplazar este pensamiento con pensamientos que dan lugar a sentimientos y comportamientos más apropiados.

Por ejemplo, un niño con depresión a menudo ha desarrollado respuestas negativas automáticas a acontecimientos de la vida. El niño puede llamar a un amigo para jugar y el niño (llamado John) podría decir “no puedo jugar ahora mismo.” El niño con patrones de pensamiento adaptativo dirá a sí mismo “John no puede jugar en estos momentos. Él debe estar ocupado. Tal vez debería llamar a un amigo diferente y llamarlo mañana.” El niño con patrones negativos de pensamiento y la tendencia a la depresión pueden pensar “Johnny no puede jugar en estos momentos. Él ya no me quiere. No le gusto a nadie. No tengo nada de amigo.” Es el mismo evento mismo en la vida, pero muy diferentes respuestas. Uno de los objetivos de la terapia cognitiva es ayudar al niño a entender que él está interpretando el mismo evento de la vida de una manera muy negativa debido a los supuestos que pueden no ser ciertos y que él también está generalizando el evento para toda su vida. El terapeuta tratará de ayudar al niño a reconocer cuando él/ella está haciendo esto y reorientar su pensamiento a un enfoque más adaptable.

¿Quién proforma la Terapia Cognitiva del Comportamiento?

La terapia cognitivo-conductual puede ser realizada por una variedad de profesionales de la salud mental, como psicólogos licenciados, trabajadores sociales y consejeros. CBT se considera una terapia a corto plazo, 8-16 sesiones se necesitan en general. Algunas de las técnicas utilizadas incluyen:

  • Guiar auto verbalizaciones ( “Parar, pensar, actuar”)
  • Auto- declaraciones positivas (“Usted puede resolver esta problema”)
  • Auto instrucciones verbales (“¿Cuáles son todas mis opciones para resolver esta problema?”)
  • Técnicas de relajación (respiración controlada, relajación muscular progresiva)
  • El reconocimiento de la cognición defectuosa (“Yo sé que ella no quiso hacerlo, fue un accidente”)
  • Modelando, juegos de rol y de refuerzo para el uso de habilidades de CBT

¿Cuáles son los beneficios de la terapia cognitivo- conductual?

Los beneficios de la CBT son similares a los beneficios de la terapia de comportamiento y pueden incluir:

  • Recibir apoyo emocional
  • Resolución de conflictos con los demás
  • Entender cómo los sentimientos impactan los pensamientos y acciones
  • Inversión de los patrones negativos de pensamiento, dirigiendo a los malos hábitos
  • Apropiadamente lidiar con el estrés y la frustración
  • Participar positivamente en una variedad de actividades
  • El establecimiento de objetivos para reemplazar los patrones negativos de comportamiento con los positivos
  • Nuevas formas de técnicas de aprendizaje y de auto-ayuda se refuerzan
  • Aumento de la autoestima
  • Mejora del rendimiento en la escuela, en casa y en situaciones sociales

La terapia cognitiva conductual puede ser utilizado para tratar la ansiedad y la depresión y prevenir la recaída de la ansiedad o la depresión en los niños que han sido tratados con medicamentos.

Inconvenientes de la terapia cognitiva del comportamiento

Uno de los principales inconvenientes de la CBT es que depende de la voluntad del niño para aprender nuevas habilidades y practicarlas para que sea eficaz. Esto puede ser una barrera de tratamiento cuando CBT se utiliza para resolver un problema que el niño no está necesariamente interesado en resolver, o una que puede requiere demasiado esfuerzo para vencer. Los padres también deben estar dispuestos a alentar al niño a practicar nuevas habilidades y utilizar el refuerzo positivo para la cooperación y resultados exitosos. Esto puede ser difícil de hacer en el contexto de un programa de terapia más grande o simplemente como parte de la rutina diaria de la familia. Para algunas condiciones, la CBT también se ha encontrado ser más eficaz cuando se añade un medicamento en lugar de practicarlo solo.

 

_______________________________ – _ _  _ – _ _ – _   ___________________

 

Algunos ejemplos de autoinstrucciones podrían ser:

Recuerda que tus sensaciones son sólo una exageración de las sensaciones normales en la ansiedad, que aumentan porque piensas que estás en peligro.

Estas sensaciones no pueden producirte ningún daño.

Deja de aumentar tu miedo con pensamientos catastróficos que no tienen ninguna base real.

No luches contra tus sensaciones ni trates de evitarlas. Acéptalas como algo normal. Ya se pasarán.

Recuerda que cuando dejas de alimentar tu miedo y tus sensaciones con pensamientos catastrofistas, el miedo y las sensaciones van disminuyendo hasta desaparecer.

Piensa en lo contento que vas a estar por haber controlado el pánico por ti mismo.

Cuando empieces a notar las sensaciones, es el momento de trabajar en romper el círculo vicioso.

Cuando se activa el pánico, es el mejor momento para trabajar en cambiarlo    Puedo elegir lo que pienso y si pienso en forma positiva me sentiré bien.

Algunos ejemplos de autoinstrucciones podrían ser:

Recuerda que tus sensaciones son sólo una exageración de las sensaciones normales en la ansiedad, que aumentan porque piensas que estás en peligro.

Estas sensaciones no pueden producirte ningún daño.

Deja de aumentar tu miedo con pensamientos catastróficos que no tienen ninguna base real.

No luches contra tus sensaciones ni trates de evitarlas. Acéptalas como algo normal. Ya se pasarán.

Recuerda que cuando dejas de alimentar tu miedo y tus sensaciones con pensamientos catastrofistas, el miedo y las sensaciones van disminuyendo hasta desaparecer.

Piensa en lo contento que vas a estar por haber controlado el pánico por ti mismo.

Cuando empieces a notar las sensaciones, es el momento de trabajar en romper el círculo vicioso.

Cuando se activa el pánico, es el mejor momento para trabajar en cambiarlo    Puedo elegir lo que pienso y si pienso en forma positiva me sentiré bien.

 

 

“Todos somos parte de un mundo, pero cada quien vive su propio mundo.”

Un mundo hermoso que nos ofrece muchas oportunidades, pero que esas mismas oportunidades  están lejos de nuestra percepción y las circunstancias nos apartan de encontrar una luz y una salida. Negándonos a vivir plenamente.

BIOGRAFÍA Sigue leyendo

Deicy Arteaga